[REQ_ERR: 401] [KTrafficClient] Something is wrong. Enable debug mode to see the reason. Blackjack y premios

Blackjack y premios

Los jugadores deberán decidir en base a sus cartas y a la del crupier si quieren pedir carta, plantarse, doblar su apuesta o dividir su mano en manos separadas.

Todas las cartas valen el valor numérico que tienen del 2 al 10, excepto las figuras que valen 10 , y el as que puede valer 1 o 11 a nuestro interés. Los pagos se hacen a la par y podemos sumar 21 con más de dos cartas, pero solamente se considerará blackjack cuando se haga con dos , y estará por encima de cualquier 21 sumado con más cartas.

La banca solo puede pedir carta o plantarse, y solamente pide carta cuando su mano está por debajo de 17 , por lo que si llega o supera ese valor se planta automáticamente.

En caso de que el crupier se pase de 21 los jugadores que todavía están en la mesa ganarán sus apuestas y en caso de empate el jugador recuperará su apuesta.

Se puede jugar a blackjack con una o más barajas, siendo 6 barajas en el Blackjack Europeo. El Blackjack Americano tiene algunas diferencias en sus reglas que le permiten modificar si el crupier pide carta o de que maneras pueden dividir la mano los jugadores.

Además este se reparte una segunda carta tapada después de repartir a los jugadores y puede consultarla en caso de que su primera carta destapada le de la posibilidad de hacer blackjack si efectivamente suman 21 los jugadores pierden su apuesta antes ni siquiera de jugar.

Esto hace que se agilice el juego y también disminuye la ventaja de la casa. En primer lugar podemos pedir carta mientras nuestra suma no supere Dependiendo de las cartas nos convendrá pedir otra carta o plantarnos pero si superamos 21 con la carta pedida perderemos la apuesta.

Para doblar nuestra apuesta necesitamos una mano que sume obligatoriamente 9, 10 u 11 y solo podrá hacerlo en el principio de turno. En caso de doblar tu apuesta solo podrás recibir una carta más. A diferencia en el Blackjack Americano podremos doblar con cualquier mano. Si nuestras cartas tienen el mismo valor , podemos separar en dos manos diferentes cada carta para jugarlas de manera independiente.

Para eso es obligatorio añadir además una apuesta igual a la inicial. Tenéis que saber que dentro de una mano separada aunque sumemos 21 con la siguiente carta no se considerará blackjack.

Después de separar, la mayoría de casinos permiten doblar a las nuevas manos resultantes y esto nos da cierta ventaja. Si la carta descubierta por el crupier es un as , podemos apostar a seguro si presentimos que la banca conseguirá blackjack con la siguiente carta. Si finalmente lo consigue seremos premiados.

Rendirse solo es posible en el Blackjak americano y si el jugador se rinde perderá la mitad de la apuesta. En el Blackjack Americano de las Vegas se paga con 6 a 5. El caso del Blackjack Americano , también es habitual que si el jugador tiene blackjack y el crupier tiene un As visible, se le ofrezca la posibilidad de cobrar el blackjack con un 2 a 1 en lugar del 3 a 2 habitual como alternativa a la apuesta de seguro.

Para analizar el blackjack a nivel matemático debemos saber que una baraja francesa tiene 52 cartas. La probabilidad de obtener blackjack sería las maneras que tenemos de obtener 21 con dos cartas de entre todas las combinaciones posibles de sacar 2 cartas de la baraja.

Por otra parte todas las combinaciones de sacar 2 cartas, son combinaciones de 52 elementos cogidos de 2 en 2 donde no importa el orden y no se pueden repetir ,. Pero las probabilidades de obtener un resultado concreto varían ligeramente, ya que influye menos quitar una carta a una baraja de cartas que a una Por lo que cada juego con diferentes barajas tiene su propio estudio probabilístico.

Para calcular la probabilidad de pasarnos de 21, debemos calcular la probabilidad de pasarnos para cualquier mano, y para eso necesitamos ir mano por mano. Como vemos a priori hay 4 casos de 13 donde superamos El cálculo de esta probabilidad es una simplificación porque realmente tendríamos que tener en cuenta que las cartas que conforman el 12 varían ligeramente la probabilidad de la carta hemos pedido, pero la diferencia con este cálculo no es muy grande y además es mucho más complejo de estudiar y de entender.

Si calculamos lo mismo para todas las manos posibles y de manera exacta obtenemos la siguiente tabla :. Como véis a partir de 13 tanto nosotros como la banca nos pasaremos la mayoría de veces. Fijaros también que si nuestra suma es 11 o menos nunca podremos superar 21 con una carta más por eso su probabilidad es 0.

Como acabamos de ver, si no queremos perder la mayoría de veces debemos pedir carta, siempre y cuando nuestra mano sume menos de La pregunta es, ¿poniéndonos un límite en 14 tenemos opciones de ganar? Si tenemos en cuenta que la banca siempre pide carta hasta sumar 17 o más, plantarse con un valor menor a 17 solo te hace ganador cuando el crupier se pasa.

O dicho de otra manera, si el crupier no se pasa de 21, su mano siempre tendrá un valor igual o mayor a 17, por lo que los jugadores que se plantaron con una mano menor a 17 perderán su apuesta. Pues bien según el estudio matemático realizado las probabilidades de que el crupier se pase en función de la carta que tiene y a su estrategia son las siguientes:.

Para una carta alta la probabilidad de pasarse es bastante baja siendo el as la carta que mas ventajas le ofrece a la banca. Si hacemos el promedio de todas llegamos a la conclusión de que el crupier se pasa en un Como acabamos de ver es inútil ponerse un límite por debajo del de la banca, ya que perderemos en la mayoría de ocasiones.

Pero gracias a esto también hemos visto que la primera carta del crupier nos puede dar una información valiosa para tomar decisiones. Si os fijáis el crupier siempre espera que el jugador termine su jugada antes de proceder a jugar él.

Esto significa que si el jugador se pasa de 21, pierde su apuesta, independientemente de lo que haga el crupier. Por lo que si el crupier también se pasa de 21 sigue siendo el jugador el que pierde, ya que se había eliminado antes.

Esa es la principal ventaja del casino. Para luchar contra esto, el jugador tiene opciones que le permiten tener una estrategia flexible. Puede doblar cuando le interesa, abrir manos o rendirse, y lo más importante, conoce una carta del crupier que le hará tomar decisiones distintas de pedir o plantarse teniendo en cuenta ésta.

Y aquí es donde entran las matemáticas una vez más:. En los años 50 un grupo de matemáticos líderados por Roger Baldwin desarrollaron la estrategia básica.

Esta se basa en optimizar las decisiones del jugador de tal manera que la acción que elija es la mas óptima en cuanto a ganancia de entre todas las acciones que puede tomar. Esto nos brinda a priori la máxima ganancia posible a largo plazo.

Y se consigue elaborando un modelo probabilístico que calcula en base a la mano del jugador condicionada por la carta del crupier cuando es mas óptimo tomar la decisión de plantarnos, pedir carta doblar, separar, o apostar a seguro , ya sea para para manos duras que son inflexibles como para manos blandas donde hay un as y puede cambiar la suma.

En el lenguaje matemático podemos decir que mediante una función recursiva con unos valores finales definidos, y una tabla con todas las probabilidades para la suma del crupier, se calcula el máximo entre la ganancia esperada si se planta y la ganancia esperada teniendo en cuenta todas las posibles cartas que pueda recibir al pedir carta el promedio de todas las posibles ganancias esperadas si pide la siguiente carta.

Con esto se elabora una tabla de resultados que nos aseguran matemáticamente cual es la acción mas conveniente , haciendo que nuestra estrategia sea óptima sea cual sea la combinación de cartas entre el jugador y el crupier.

Por lo que si queréis jugar bien al Blackjack os recomiendo que os descarguéis esta tabla :. Como detalle fijaros que en las manos duras a partir de 17 nos da instrucciones de plantarnos, lo que significa que independientemente de la carta que tenga el crupier las matemáticas nos dicen que la ganancia esperada es siempre más alta si nos plantamos.

Eso responde a la pregunta de porque la casa pone 17 como límite, si entendemos que la banca también es un jugador. Fijaros también que nunca debéis apostar a seguro.

Esto es debido a que aunque la banca tenga un AS en su mayoría de veces no conseguirá Blackjack. Tenemos que entender que aunque se trate de una estrategia óptima no implica que necesariamente sea una estrategia ganadora , pues el balance de nuestra ventaja pese a ser pequeño sigue siendo negativo.

Y esto se debe principalmente a que las cartas altas del crupier disminuyen en mayor medida nuestra ventaja que las cartas bajas, por lo que aunque tomemos la mejor decisión, no ganaremos necesariamente, aunque si jugaremos de la mejor manera posible.

Si la manera mas óptima de jugar tan solo minimiza las pérdidas, ¿existe una manera real de ganar en el blackjack? Para responder a esta pregunta debemos entender que hipótesis se han hecho para resolver este problema.

La estrategia básica se desarrolló teniendo en cuenta que las probabilidades de cualquier cada carta son invariables a lo largo del juego, es decir la probabilidad que aparezca un as, un número o una figura son siempre las mismas. cosa que no es del todo real ya que las probabilidades van cambiando a medida que se van repartiendo las cartas.

Pero que pasaría si os dijera que podemos tener un sistema para contar estas cartas, y anticiparnos a más manos ganadoras?

La idea es controlar las cartas altas de la baraja , que son las únicas que pueden conformar blackjack, de tal manera que si sabemos cuantas cartas altas han aparecido sabemos si quedan muchas o pocas por aparecer, y así podemos saber que probabilidades tenemos de obtener blackjack en tiempo real, con la ventaja adicional que eso supone.

Para conocer esa ventaja necesitamos tener un control sobre las cartas que van apareciendo , algo que parece ser bastante complicado si para esto necesitamos memorizar todas las cartas que van apareciendo.

Afortunadamente las matemáticas nos ofrecen una solución mejor. El sistema Hi-Lo asocia a las cartas a tres valores diferentes -1, 0 y 1. Los Ases pueden valer uno 1 u once 11 y será el jugador quien decida qué valor toman los Ases en cada momento de la partida.

El crupier reparte dos cartas visibles a cada jugador. El valor del As puede cambiarse según la necesidad de no pasarse del número Si a un jugador le sale un As junto con una carta de valor 10, obtiene blackjack automáticamente, ganando la apuesta salvo que el crupier obtenga también blackjack.

Al terminar de repartir las dos primeras cartas a cada jugador, el crupier pondrá luego su primera carta boca arriba de manera que sea visible para el resto de jugadores, quienes podrán tomar sus decisiones en función de esa carta, mientras que el crupier tendrá una segunda carta boca abajo en espera de su turno.

Cada jugador compite únicamente contra el crupier, siendo indiferente a las cartas que tengan el resto de los demás jugadores. Cada jugador tiene la posibilidad de plantarse y quedarse con cualquier puntuación, o de pedir más cartas hasta alcanzar los 21 puntos.

Alcanzar los 21 puntos con más de una carta extra no se considera blackjack, siendo por tanto esa jugada inferior al blackjack con dos cartas. Si al pedir una nueva carta se pasa de 21, el jugador pierde automáticamente la partida y sus cartas y apuesta serán retiradas por el crupier.

Cuando todos los jugadores hayan pedido sus cartas, el crupier mostrará su segunda carta boca abajo y sacará más cartas si fuera necesario hasta sumar 17 o más puntos para alcanzar el número 21, momento en el que se plantará. Según el casino en que se juegue, el blackjack puede tener distintas variantes.

En general hay dos versiones de blackjack, el europeo y el americano. La diferencia entre ellos es que en el caso del americano, el crupier, tras poner su primera carta visible, sacará su segunda carta que estará tapada, pero en el caso de que con la carta visible haya posibilidad de conseguir blackjack un As o una carta de valor 10 visible , comprobará la segunda carta antes de continuar para ver si tiene blackjack.

En el caso de tener blackjack, lo comunicará al momento finalizando la mano, con lo que en caso de que continúe el juego por no tener blackjack, sabremos que no estamos jugando contra un blackjack del crupier.

Sin embargo en el caso del blackjack europeo, la segunda carta del crupier no se saca hasta que todos los jugadores hayan jugado su mano, sacando su segunda carta al final. En este caso cabe la posibilidad de que tras aumentar nuestra apuesta, el crupier obtenga blackjack. Para el jugador, es más ventajoso el blackjack americano que el europeo.

El juego básico consta de una mesa con capacidad para hasta 7 jugadores, y un crupier, quien será el permanente oponente de los jugadores en representación del casino. Cada jugador tiene por derecho a una casilla donde recibirá dos cartas y podrá hacer la apuesta que le plazca, siempre y cuando se acople a los montos máximos y mínimos que tenga cada casino.

En cada mesa encontrará los montos máximos y mínimos que se pueden jugar. Dependiendo del casino o incluso la mesa, se jugará con cartas barajadas manualmente por el crupier, jugando entre 4 a 8 barajas, usando un zapato del que sacará las cartas conforme avance el juego; o con cartas barajadas por una máquina automática donde la cantidad de barajas varía.

Las reglas básicas de este juego están planteadas hace varios años, pero a medida que ha pasado el tiempo, han ido surgiendo ciertas modificaciones que hacen que jugar al blackjack sea cada vez sea un poco más complejo y requiera más atención.

Las reglas comunes son que normalmente el blackjack directo del jugador se paga 3 a 2, salvo que crupier también tenga blackjack y empate. Si la carta visible del crupier es un As, se ofrecerá la posibilidad a cada jugador de comprar un seguro por si el crupier tiene blackjack. El seguro consiste en poner la mitad de lo apostado inicialmente para cubrir la posible perdida.

Si el crupier tuviera blackjack, recogerá todas las apuestas que no tuvieran blackjack y pagará los seguros a razón de 2 a 1, mientras que si no tiene blackjack, retirará el importe de los seguros.

El caso del blackjack americano, también es habitual que si el jugador tiene blackjack y el crupier tiene un As visible, se le ofrezca la posibilidad de cobrar el blackjack con un 2 a 1 en lugar del 3 a 2 habitual como alternativa a la compra del seguro.

Esta decisión la tiene que tomar antes de que el crupier compruebe si tiene blackjack, ya que en caso de que el crupier tuviera blackjack, habría un empate entre el crupier y el jugador y este último solo recuperaría su apuesta inicial sin ganancias.

En general los expertos no recomiendan la compra del seguro, puesto que estadísticamente la posibilidad de que con un As visible el crupier tenga blackjack, es inferior a la posibilidad de que no lo tenga.

Un jugador tiene la posibilidad de duplicar su apuesta tras recibir sus dos primeras cartas, pero esto significa pedir obligatoriamente una nueva carta y plantarse tras esa carta sea cual sea la puntuación que tenga. En algunos casinos la posibilidad de doblar la apuesta está limitada a que el jugador tenga inicialmente 9, 10 u 11 puntos con las dos primeras cartas.

Cuando al jugador le salgan las dos primeras cartas del mismo valor, tiene opción a separar ambas cartas en dos apuestas diferentes, duplicando también la apuesta realizada. En este caso cada apuesta juega de manera separada contra el crupier. Si las cartas que se separan corresponden a dos ases, solo se le permitirá sacar una carta adicional en cada una de las dos apuestas separadas.

En caso de que al separar la apuesta en dos cartas se consiguiera en alguna de ellas 21 puntos con solo dos cartas, en este caso no se considerará blackjack. Aunque las reglas varían sutilmente entre casinos, existen dos principales variantes del juego: el Blackjack americano y el europeo.

En el caso de que la carta descubierta sea un As o una carta que valga 10 el crupier comprueba el valor de la carta tapada antes de pasar el turno, si ésta le permita hacer Blackjack, no pasa el turno a los jugadores, el crupier descubre la carta, los jugadores que tienen Blackjack empatan con el crupier, es decir no ganan pero tampoco pierden nada y los jugadores que no tienen Blackjack pierden su apuesta.

La diferencia en el reparto de cartas al crupier en las modalidades del Blackjack americano y el europeo afecta a la ventaja del casino. El casino tiene mayor ventaja en el Blackjack americano por varios motivos: cuando la carta descubierta del crupier señale que este puede conseguir Blackjack, comprobará el valor de la carta tapada, si tiene Blackjack el crupier no da turno a los jugadores y la partida se acaba, si no tiene Blackjack el crupier da turno a los jugadores que jugarán con la certeza de que el crupier no tiene la jugada máxima, información muy valiosa para saber si separar o doblar.

En el Blackjack europeo los jugadores siempre juegan antes que el crupier desconociendo si el crupier conseguirá Blackjack o no, pudiendo doblar o separar; si el crupier consigue Blackjack los jugadores que doblaron o separaron perderán todas las apuestas realizadas.

English Español. Players must be at least 18 years old to purchase tickets. Prizes must be claimed within days from the date of the drawing. Complete DC Fast Play game rules may be obtained from the DC Lottery upon request. Los jugadores también deben tener 18 años o más para comprar estos billetes.

Todas las compras de boletos están sujetos a normas oficiales y reglamentos de la Lotería de DC. Los premios deben ser reclamados dentro de los días a partir de la fecha del sorteo.

Other Games You Might Like. Lucky Clover Top Prize.

Las cartas numéricas suman su valor, las figuras suman 10 y el as vale 11 o 1, a elección del jugador. En el caso del crupier, los ases valen 11 mientras no se Desde jackpots progresivos hasta meras apuestas afortunadas, destapamos algunos de los mayores premios conseguidos jugando al blackjack en El Blackjack es una adaptación en la que se mantiene el objetivo para ganar y la mecánica básica del mismo, aunque se añaden ciertas reglas que los hacen

¿Cómo se reparte el dinero en el blackjack?

Video

WESTCOL GANA 10 MILLONES EN BLACKJACK- WestCOL El cálculo de esta probabilidad es una simplificación Blackjack y premios realmente tendríamos que pemios en cuenta ptemios las cartas que conforman el premlos varían premioa la probabilidad de la carta hemos pedido, pero Blackjack y premios diferencia con este cálculo no es muy grande y además es Blackjzck más pfemios de estudiar Blackjwck de entender. Cada mesa establece claramente la apuesta Blackjack y premios y máxima que cada jugador puede apostar, y los tamaños de Blackjack y premios apuestas pueden elegirse haciendo Tiendas en Línea y Premios en el icono de la ficha que representa el valor correcto de una apuesta deseada. Otra ventaja del Blackjack americano para el jugador es la opción de cobrar dinero de empate con una mano Blackjack por lo mismo que se apostó, es decir cuando jugador tenga 21 natural y dealer tenga un As visible, el jugador puede cobrar y no asegurar y el dealer no continúa con segunda carta lo cual no es beneficioso, es decir cobrar a razón de 1 a 1 y no a razón de 3 a 2. Pues bien según el estudio matemático realizado las probabilidades de que el crupier se pase en función de la carta que tiene y a su estrategia son las siguientes:. Todas las figuras Jack, Dama, Rey o J-Q-K valen No existe juego de cartas de casino que sea más emocionante y fácil de entender que el blackjack. Rodrigo dice:.

Related Post

5 thoughts on “Blackjack y premios”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *